Traducción de documentación legal privada / Translation of private legal documents

(English version below)

La documentación legal privada se puede traducir para diferentes fines y usos. Las traducciones pueden ser requeridas tanto por organizaciones como por individuos. Por ejemplo, los documentos legales pueden traducirse para fines comerciales, tales como los contratos que se utilizan como parte de las transacciones comerciales. Hay documentos que deben traducirse para ser utilizados por personas para variados propósitos, como por ejemplo un testamento, una declaración jurada o un certificado de matrimonio. También hay documentos que se traducen para ser utilizados en juicios, por ejemplo demandas o alegatos y declaraciones de testigos. El asesoramiento legal de los abogados hacia sus clientes también puede necesitar traducción si hablan idiomas distintos, así como las instrucciones de los clientes hacia sus representantes legales.
El estatus legal de estos documentos traducidos puede variar. Pueden tener fines informativos o normativos. Por ejemplo, los contratos a veces estipulan que dos versiones idiomáticas son igualmente auténticas, es decir, que ambos textos tienen idéntica fuerza legal ante la Justicia. En otras ocasiones los contratos estipulan que solamente la versión en un determinado idioma, no ambos, es legalmente vinculante. No obstante, puede ser que necesiten traducirse y entonces tales traducciones son principalmente para fines informativos. A veces es necesario traducir la documentación de la Justicia y otros documentos de juicios para que todas las partes y la Justicia puedan tener acceso lingüístico a la documentación redactada en diferentes idiomas. Hoy en día, debido al creciente movimiento de personas entre países por diferentes motivos como educación, trabajo, inmigración y otros, los certificados legales como los de matrimonio, divorcio,  nacimiento y defunción con frecuencia necesitan traducción.
There are different purposes and uses for translated private legal documents. They may be requested by organisations or individuals. For instance, legal documents may be translated for business purpose, such as contracts that are used as part of business transaction. There are documents that are translated for use by individuals for various purposes, for instance, a will, a statutory declaration, or a marriage certificate. There are documents that are translated for litigation purpose, for instance, statements of claims or pleadings and witness statements. Legal advice of lawyers to their clients may also require translation if they speak different languages, as do instructions from clients to their legal representatives.
The legal status of these translated documents may vary. They may be for informative purpose or for normative purpose. For instance, contracts sometimes stipulate that two language versions are equally authentic, that is, both texts have equal legal force in the court of law. In other times, contracts may stipulate that only one language version, not both, is legally binding. They may nevertheless require translation, and such translations are mainly for informative purpose. Court documents and other litigation documents sometimes may require translations so that all the parties and the court can have linguistic access to documents written in different languages. Today, due to the increased movement of people across national borders for educational, employment, immigration and other purposes, legal certificates such as marriage, divorce, birth and death certificates are often in need of translation. (Deborah Cao, 2007)
Anuncios