¿Por qué los intérpretes vienen de a dos?

Interpretar es una actividad sumamente agotadora.

El trabajo de interpretación demanda un uso inusual del cerebro. Estudios han demostrado que el rendimiento de un intérprete se reduce tras media hora de interpretación. Por ello se suelen tomar turnos de media hora entre intérpretes. Así se puede garantizar un servicio óptimo.

De igual forma la Asociación Internacional de Intérpretes de Conferencia ha estudiado y estipulado las condiciones óptimas para ofrecer un servicio profesional. Entre ellas:

  • Debe haber dos intérpretes si el evento dura más de 1.5 horas.
  • La jornada de interpretación es de 6 horas.
  • La cabina debe estar acondicionada correctamente (aislamiento acústico, buena visual del presentador, espacio ergonómico, hidratación, etc.)
  • Los intérpretes deben contar con información, ponencias y material en general sobre el evento para poder prepararse adecuadamente.

Pasar por alto alguno de los puntos anteriores reduce el rendimiento del profesional, lo que afectará directamente la calidad del evento.

Ver la entrada original 2 palabras más

Anuncios