A la medida humana | Laboratorio del Lenguaje

Estamos demasiado acostumbrados a utilizar como forma de medir, y de expresar las medidas, el sistema métrico decimal y no nos damos cuenta de que éste, con su definición del metro como “la diezmillonésima parte del cuadrante del meridiano terrestre” o sus actualizaciones para hacerlo más tangible en forma de “barra de platino iridiado” o de longitud de onda de un cierto elemento químico o de espacio recorrido por la luz en el vacío en un determinado tiempo, son todas ellas como quien dice de ayer mismo. El hombre ha necesitado siempre representar los tamaños y ha buscado para hacerlo medidas más al alcance de la vista y, sobre todo, a escala humana, fácilmente comparables con los de alguna parte de su propio cuerpo aunque éstas difieran notablemente de unos individuos a otros. Así surgieron el pie, el paso, la milla o mil pasos, la braza que correspondía a la distancia de punta a punta entre los dedos medios con los brazos extendidos, la yarda inglesa equivalente a la distancia desde la punta de la nariz hasta la punta del dedo medio con el brazo extendido, el codo, la pulgada, el palmo o el jeme. Esta última unidad, el jeme, de nombre quizá desconocido para muchos de los hablantes, es, sin embargo, una de las más utilizadas en la práctica del día a día cuando queremos expresar tamaños reducidos: es la distancia que hay desde la extremidad del dedo pulgar a la del índice, separado el uno del otro todo lo posible; hagamos memoria y confirmaremos cuantas veces hacemos ese sencillo gesto con la mano.

medidas

Otras medidas hubieron de ser inventadas para longitudes mayores aunque siempre referidas a las antropométricas: la vara, la legua…  También éstas variaban de un lugar a otro e incluso en el mismo sitio según la época considerada. En muchos pueblos españoles, en los espacios donde se instalaban los mercados y ferias, podemos todavía encontrar grabada en algún muro la medida oficial de la vara para ese reino o esa comarca. La legua, el camino que un hombre a pie o en cabalgadura podía recorrer en una hora, marca aún en nuestra geografía la distancia entre muchas poblaciones que son o fueron importantes; curiosamente esa distancia se aproxima mucho a las siete leguas, unos cuarenta kilómetros actuales, que en el célebre cuento infantil de Pulgarcito (original de Perrault) era lo que el maravilloso calzado permitía al ogro caminar de una sola zancada.

José Ignacio de Arana

Origen: A la medida humana | Laboratorio del Lenguaje

La radio y la comunicación

Día Mundial de la Radio // World Radio Day

13 de febrero // February 13th

La radio nos informa y nos transforma a través del entretenimiento, la información y la participación del público. Radio tradicional, o a pilas, o la del automóvil, o por internet… al tener una radio, nunca se está solo y siempre se cuenta con la compañía de un buen amigo, cerca o lejos. A través de internet podemos escuchar radios de todo el mundo, en todos los idiomas, en tiempo real.

old-radioEl Día Mundial de la Radio 2017 es una oportunidad para celebrar la radio y la manera en que contribuye a configurar nuestras vidas. La radio sigue siendo el medio de comunicación más dinámico, reactivo y atractivo que existe, al tiempo que va adaptándose a los cambios del siglo XXI y ofreciendo nuevas formas de interacción y participación. Ante el peligro de que las redes sociales y la fragmentación del público nos agrupen en “burbujas” informativas formadas únicamente por personas afines, la radio figura en una posición única para unir a comunidades diversas y fomentar el diálogo positivo y el cambio. Al escuchar a sus oyentes y responder a sus necesidades, la radio ofrece la diversidad de opiniones y de voces necesaria para enfrentarnos a desafíos que nos afectan a todos.

Hay que considerar a la radio como un medio de comunicación de bajo costo, especialmente apropiado para llegar a las comunidades alejadas y a las personas vulnerables, que además ofrece una plataforma para intervenir en el debate público, independientemente de cuál sea el nivel de educación de los oyentes. La radio desempeña, asimismo, un papel importante y específico en la comunicación en situaciones de emergencia y en las operaciones de socorro. Por otra parte, los servicios radiofónicos de la radio están experimentando cambios en el contexto actual de convergencia de los medios de comunicación, y adoptan nuevas formas tecnológicas, como la banda ancha, los teléfonos celulares y las tabletas. Sin embargo, hoy en día, cerca de mil millones de personas no tienen todavía acceso a la radio.

A través de aplicaciones como TuneIn y otras es simple sintonizar radios de cualquier parte del mundo e interactuar a través de diferentes medios con la comunidad de oyentes y los conductores. El lema de este año para la celebración del Día Mundial de la Radio es “La radio eres tú”. Si todavía no son fans de la radio, esta es la oportunidad de descubrir una maravillosa forma de comunicación.

Fuente: http://www.diamundialradio.org/es

 

 

Negociando interculturalmente

Hoy deseo compartir estas interesantes reflexiones de una profesional de las exportaciones, destacando sus palabras: “Es importante preparar las negociaciones prestando atención a los factores culturales como punto de partida, y no como descripciones definitivas, ya que los grupos culturales son muy diversos y muy influenciables según distintos contextos.” Disfruten la lectura y asocien con sus propias experiencias.

Origen: La Relatividad de los Estereotipos

vero-varios

El Renacimiento y la traducción

La Antigüedad había sido la infancia de la Traducción: las primeras traducciones del griego al latín (Cicerón, Livio, Terencio, etc.) fueron los primeros pasos, los primeros balbuceos de una actividad que había tenido en las altas culturas una gestación larga y dificultosa que, como en el caso de los seres vivos, teniendo historia, no cuenta prácticamente en el currículo vital de los individuos. El Medievo había sido la adolescencia, plena de proyectos vitales que dieron la base para el ulterior desarrollo cultural del mundo eurocéntrico: Bagdad y Toledo fueron intentos de sentar una personalidad comunicativa entre las diversas épocas y naciones de la sociedad humana.

300px-old_library_in_university_of_salamanca_01Pues bien, en el Renacimiento inciden sobre la traducción una serie de hechos sociales, políticos y civilizatorios que la convierten en un factor cultural de gran relevancia en la vida pública. En efecto, a partir del humanismo, la traducción empieza a contar en la vida pública de las naciones hasta convertirse en una cuestión de estado, política. En cuanto tal y en la medida en que no se adapta a las exigencias del poder, se convierte en una actividad peligrosa.

La pérdida de contacto con las lenguas de la Antigüedad obliga al hombre cultivado a leer los clásicos en su lengua vernácula. A ello ayuda el arte de la impresión del libro que, interpretado como hecho económico, es decir, editorial, será factor determinante en la dinamización cultural y social de la traducción. Esta industria incipiente no puede surtirse o sobrevivir de la producción de textos en lengua vernácula y por eso acude a la traducción. Gracias a esto, el humanismo es, sobre todo, un acto de traducción. La traducción en los siglos XV y XVI forma parte nuclear de la historia de la literatura. Tanto las traducciones del griego al latín y de éste y del griego a las lenguas vernáculas (Láscaris, Seyssel, Amyot), como los primeros intercambios literarios entre estas últimas, constituyen el primer empuje hacia una concepción moderna y universal (en tiempo y espacio) de la cultura. La actividad de un Láscaris en Italia, de Cartagena en España, de Amyot en Francia, de Nicolás de Wyle (con sus peculiares Translationes/Translatze o Tütschungen) en Alemania o la traducción de la Biblia en Inglaterra son hechos definitivos en el comportamiento cultural de estos países, al imponer nuevas corrientes estéticas y promover el abandono de la visión teocéntrica o someter ésta al libre examen. Si el Renacimiento fue la resurrección de la Antigüedad, fue la traducción la que le insufló nueva vida a sus despojos.

 

Fuente: Miguel Angel Vega Cernuda, fragmento en APUNTES SOCIOCULTURALES DE HISTORIA DE LA TRADUCCIÓN: DEL RENACIMIENTO A NUESTROS DÍAS

Traducir y legalizar partidas y certificados de estudio

Cuando los ciudadanos argentinos necesitan realizar trámites en el exterior, en países cuyo idioma es distinto del español, se ven ante la necesidad de traducir su documentación personal. Tal es el caso de, por ejemplo, las partidas de nacimiento, pasaporte, certificados de matrimonio, certificados de estudio, diplomas, etc. Cuando hablamos de trámites en el exterior nos referimos por ejemplo a inscripciones para realizar cursos de estudio en Universidades extranjeras, contraer matrimonio, celebrar contratos, etc. En estos casos, los organismos extranjeros van a solicitarle al ciudadano argentino que presente su documentación traducida al idioma de destino y con Apostilla. Esto requiere de al menos tres gestiones en Argentina, a saber: traducir el documento original del idioma español al idioma de destino por un Traductor Público matriculado. También, se debe certificar la traducción pública ante el Colegio de Traductores Públicos. Y además, se debe gestionar la Apostilla ante el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.

En general surgen muchas dudas con este tipo de trámites, en especial lo concerniente a la Apostilla y el orden de los pasos a seguir. Lo primero a considerar es que se debe consultar con el organismo o institución extranjera sus requisitos específicos a cumplimentar. Algunos organismos exigen la documentación original, otros aceptan fotocopias, a veces requieren Apostilla, otras no. Primero debemos determinar con el organismo o la institución de destino qué necesitan exactamente.

Si nuestro documento requiere traducción y Apostilla, es importante tener cuenta que para que el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto coloque la Apostilla en el documento, primero se debe apostillar el documento original, luego traducirlo y certificarlo en el Colegio de Traductores, y luego volver a apostillar al Ministerio. Esto es lo que aconseja en su página de internet, que dice textualmente en el apartado correspondiente:

Sobre documentación exigida en idioma extranjero

Si la documentación en original a ser presentada en el exterior es exigida en idioma extranjero, luego de su legalización o Apostille en este Ministerio deberá contar con traducción efectuada por Traductor Público y certificada por el Colegio de Traductores Públicos. Cumplidos ambos requisitos, se sugiere que la traducción pública y su certificación por el Colegio de Traductores Públicos sean también intervenidas con legalización o Apostille, según el caso. Se admitirá traducción pública en un documento en copia, cuyo original cuente con legalización o Apostille de este Ministerio, en tanto dicha copia haya sido efectuada por Escribano Público y certificada por el Colegio de Escribanos respectivo.

Para información sobre horarios, aranceles, legalizaciones y otros detalles para gestionar la Apostilla, se puede consultar directamente en la página del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto. En el sitio también se brinda información sobre cómo realizar el trámite en el interior del país.

pasaporte

 

¿Cuáles son los idiomas aún hablados más antiguos del mundo?

LAKLAVE

No todos los días se exhibe el documento escrito más antiguo del mundo. Es lo que va a hacer ahora el museo de El Cairo, que pondrá a la vista de los visitantes al recinto los papiros que unos arqueólogos franceses y egipcios encontraron en 2013. Escritos en el 4500 antes de Cristo…

Ver la entrada original 1.146 palabras más

Decenio Internacional de la Nutrición / International Decade of Action on Nutrition

(scroll down for English version)

hambre-africa-340x243

La Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el Decenio de Acción sobre la Nutrición de la ONU para 2016-2025, con el propósito de poner en la agenda de los países el flagelo del hambre, y llamar a acciones para reducir sus dolorosos números.

Reconoce la ONU la necesidad de erradicar el hambre y prevenir todas las formas de malnutrición en el mundo entero, en particular la subalimentación, el retraso en el crecimiento, la emaciación, el peso inferior al normal y el sobrepeso de los niños menores de 5 años y la anemia en las mujeres y los niños, entre otras afecciones relacionadas con las carencias de micronutrientes, así como de invertir la tendencia al alza del sobrepeso y la obesidad y reducir la carga que suponen las enfermedades no transmisibles relacionadas con la alimentación en todos los grupos de edad.

La ONU sostiene que casi 800 millones de personas siguen aquejadas de subnutrición crónica y 159 millones de niños menores de 5 años padecen retraso del crecimiento, aproximadamente 50 millones de niños menores de 5 años sufren emaciación, más de 2.000 millones de personas experimentan carencias de micronutrientes y un número en rápido crecimiento de personas se ven afectadas por la obesidad en todas las regiones, con más de 1.900 millones de adultos con sobrepeso, de los que más de 600 millones son obesos.

Más allá de la discusión sobre las cifras y las metodologías utilizadas por la FAO para las mediciones, lo concreto es que con que una sola persona sufra de hambre en el mundo, la injusticia está presente, ya que al mismo tiempo tantas otras personas tienen la posibilidad de comer todo lo que deseen y hasta derrochar alimentos. El problema es la desigualdad, que se solucionaría con una nueva redistribución de recursos.

Con la proclamación del Decenio Internacional de la Nutrición, la ONU interpela a los países sobre la necesidad de reducir las pérdidas y el desperdicio de alimentos en toda la cadena alimentaria para contribuir a la seguridad alimentaria, la nutrición y el desarrollo sostenible.

ENGLISH

The United Nations General Assembly proclaimed the UN Decade of Action on Nutrition that will run from 2016 to 2025, aimed at placing  such major problem as world hunger in the agendas of the different nations, calling it a major step towards mobilizing action around reducing hunger´s painful numbers.

The UN acknowledges the need to eradicate hunger and prevent all forms of malnutrition worldwide, particularly undernourishment, stunting, wasting, underweight and overweight in children under 5 years of age and anaemia in women and children, among other micronutrient deficiencies, as well as reverse the rising trends in overweight and obesity and reduce the burden of diet-related non-communicable diseases in all age groups.

It states that nearly 800 million people remain chronically undernourished and 159 million children under 5 years of age are stunted, approximately 50 million children under 5 years of age are wasted, over 2 billion people suffer from micronutrient deficiencies and a rapidly increasing number of people are affected by obesity in all regions, with more than 1.9 billion overweight adults, of which over 600 million are obese.

Besides the discussion about the figures and the methodology used by the FAO to measure world hunger, the sad truth is that as long there is at least one person suffering from hunger in the world, the injustice is already present, since at the same time so many other people can have as much food as they want and also waste it. The problem appears to be inequality, and it would be solved with a different redistribution of the resources.

By proclaiming the International Decade of Action on Nutrition, the UN addresses the nations on the need to reduce food losses and waste throughout the food chain in order to contribute to food security, nutrition and sustainable development.

Cinco errores de pronunciación que costaron miles de vidas

Origen: ELMUNDO

trabalenguasparaninos-trabalenguas-dificiles-2Shibboleth es la palabra que usaron los antiguos hebreos para diferenciarse de los enemigos que se infiltraron entre sus filas. Aquellos soldados que no eran capaces de pronunciar esta palabra, que significa espiga, fueron brutalmente masacrados. Desde entonces, este término, Shibboleth, da nombre al concepto: una palabra que los oriundos de un lugar son capaces de pronunciar sin problemas pero que a los extranjeros les resulta prácticamente imposible de hacer.

En la antigüedad, no ser capaz de pronunciar un Shibboleth podía suponer tu propia muerte. Esto ha sucedido en varias ocasiones, desde la antigüedad clásica hasta la Segunda Guerra Mundial.

Una de las matanzas más destacadas por no saber pronunciar una palabra fue durante el asedio de la ciudad de Brujas por parte de las tropas flamencas en el siglo XIV. Los asaltantes obligaron a los habitantes de la ciudad a decir la expresión ‘schilt ende vriend‘ -escudo y amigo, en flamenco-, que resultaba casi imposible de pronunciar correctamente a los fracófonos. De esta forma, los flamencos diferenciaron a los suyos de los galos y, una vez identificados,todos los franceses de la ciudad fueron masacrados.

Durante la batalla del Pacífico de la Segunda Guerra Mundial, los norteamericanos utilizaron la palabra lollapalooza como Shibboleth para identificar a los espías japoneses. En este teatro de operaciones era común que el imperio del Sol Naciente enviase agentes a las zonas bajo control aliado haciéndose pasar por tropas norteamericanas o filipinas. La elección de esta palabra vino motivada porque los japoneses carecen de un fonema para la letra ele en su lengua materna y tienden a adaptarlo con un sonido similar a la letra erre. Cuando un sospechoso se aproximaba al puesto de un centinela, éste debía decir lollapalooza. Si el guripa norteamericano escuchaba algún tipo de sonido erre en este Shibboleth, tenía orden dedisparar a matar de inmediato.

En 1937, durante la guerra entre Haití y la República Dominicana los soldados dominicanos emplearon la palabra ‘perejil’ como Shibboleth. Buscaban distinguir a la población negra dominicana de la haitiana. Mientras que los dominicanos reproducían el sonido de la ‘j’ sin ningún problema, los haitianos -cuya lengua materna es el francés- eran incapaces de pronunciar este fonema. El uso de este método fue ordenado por el dictador Rafael Trujillo y supos el asesinato sistematizado de al menos 1.000 haitianos en un episodio conocido como la Masacre del Perjil.

Algo similar sucedió durante la guerra de la independencia de Colombia respecto a España. Los rebeldes colombianos buscaban distinguir a los criollos de aquellos venidos de la metrópoli. Para ello, obligaron a la gente a decir en voz alta el nombre Francisco cuando existía algún tipo de duda. Aquellos que no lo pronunciaban como un colombiano -con la primera ce que sonara como una ese- eran arrojados al río de la Magdalena.

Hoy en día, las consecuencias de no ser capaz de pronunciar una de estas palabras no es tan dramática. Ya no es un cuestión de vida o muerte. Sin embargo, los profesores de idiomas siguen recurriendo a los Shibboleth para amenizar sus clases a costa de la pronunciación de los alumnos en una lengua extranjera.

En castellano, por ejemplo, existen cientos de términos que losnorteamericanos tienen dificultades para pronunciar. Prácticamentecualquier palabra que empiece con la letra erre, en la que haya una doble erre, que tenga una hache o que sea más larga de tres sílabas supone un verdadero Shibolleth para los estadounidenses.

Sin embargo, si hubiese que escoger un término en castellano que resulte totalmente imposible de decir para los yankees, este sería ‘negar’. La letra e, que en inglés se pronuncia con un sonido similar al de nuestra i es la culpable. La similitud fonética entre esta palabra castellana y el vulgarismo inglés nigger -expresión despectiva para hacer referencia a los afroamericanos- provoca que muchos estadounidenses ni siquiera se atrevan a pronunciarla.